Actualizado:
17 octubre 2017
13:45

Una legislatura más. VICENTE MASIÁ GARCÍA. Responsable de relaciones con asociaciones de Cs Alcoy.

Multidifusion | 11-08-2017 | facebook yahoo twitter

Un año más, van dos y medio desde el inicio de la legislatura y, si de algo se puede vanagloriar el partido que nos gobierna, es que está dejando morir Alcoy de inanición.

Está ganando por goleada un partido sin salir al campo, sin hacer ninguna inversión, ningún favor y sobre todo haciendo dejadez de sus funciones, que son trabajar día a día por aquellos que le pagan, y a los que debe un servicio, y éstos son todos y cada uno de los alcoyanos. Una simple y rápida visión del estado de Alcoy en casi siete años de gobierno.

El puente Fernando Reig y el de San Jorge cortados, las calles de la ciudad destrozadas, los polígonos industriales tercermundistas, la remodelación de Entenza ya no es viable, si no existe el Boulevard. Sí, ese por el que hemos pagado millones en los tribunales por no realizarlo en plazo. Nuestros montes por limpiar y sin poder ser disfrutados por todos y cada uno de nosotros, ya que son Parques Naturales, y mejor que no entremos, pues el día que queramos entrar por un incendio nos quedaremos en las puertas, pidiendo colaboración a la UME, Acif, voluntarios y los envejecidos bomberos de los que, como Santa Bárbara, sólo nos acordamos cuando hay fuego. Hace unos años ya ocurrió y se demostró que, en su sucio interior ni existen cortafuegos, ni nadie mantiene sus carreteras internas, es decir, que al paso que vamos, ni los buitres van a poder acceder a ellos. Si todo ello es poco, las viviendas del centro se nos caen ya que no existe un plan de rehabilitación integral de toda la ciudad, ni una mínima visión de futuro consensuada con todos los partidos. Ni siquiera de mantenimiento como pretendía Cs.

Se han acordado partidas presupuestarias en plenos y luego, sin ningún control, no se han llevado a cabo, pero hemos conseguido sacar el titular en prensa que es lo que importa.

El gobierno central nos asigna cinco millones para nuestro denostado tren y no somos capaces de sacar 5 más del Consell, siendo el mismo partido el de Valencia que el de Alcoy. ¿No sabemos pedir, como si hacen y consiguen otras ciudades?

Ahora llegará el final de la legislatura, se harán rápidamente cuatro obras, se acabarán mal, se harán las fotos de rigor y, a votar señores, que no hemos hecho ni el 10 por ciento del programa prometido. ¡Y la mayoría de los partidos de la oposición con cierta connivencia, sin hacer verdadera oposición!

Esta es la legislatura de la basura, el símil es perfecto. Incontables años para sacar un pliego, prorrogándolo año tras año, Alcoy más sucio que nunca, y veremos si somos capaces de aprobarlo en lo que queda de año.

Pasan los días, los años, descontamos las horas y no se avanza. Necesitamos que la política pase de fotos y se ponga a trabajar por Alcoy, por un Alcoy con 75.000 habitantes, con un AlcoInnova que enganche, con unos empresarios que crean, con unos polígonos que atraigan. Con nuestras empresas punteras tirando del carro y atrayendo otras que deben venir al calor de unos servicios facilitados por nuestro ayuntamiento. Con dos Universidades, EOI, y posibles acuerdos con otras Universidades y escuelas de negocios que impartan máster en nuestras comarcas, con la UNED volviendo a nuestra ciudad, al igual que el Cefire. Con plataformas industriales que trabajen por y para conseguir la implantación en nuestros terrenos, con terreno cedido por el Ayuntamiento a cambio de implantación, compromiso en años de estancia e inversiones y trabajo. De otra forma, Alcoy cada vez se encuentra más hundido. Y nos preguntamos si realmente este es el Alcoy que queremos, ahora y en un futuro, para nosotros y para nuestros hijos. Un Alcoy con 75.000 habitantes funciona prácticamente con los mismos servicios, y rehabilitando todo el centro ni tan siquiera necesitaría más terreno. Ese es el Alcoy que Ciudadanos quiere y por el que lucha desde lo más profundo de sus creencias. Esa es la política que quiere, y para ello está abierto a todas las asociaciones, está dispuesto a hablar con todos y cada uno de los ciudadanos, y escuchar a todos los que de verdad quieran un Alcoy que sea referente en la comarca y en la comunidad. Una comarca con 130.000 habitantes, que sea parte de ese motor que todos queremos. Alcoy no es nada sin su comarca y nuestra comarca no es nada sin Alcoy. Tenemos que conseguir que Alcoy vuelva a ser referente comarcal y que nuestra comarca sea referente comunitario. En nuestras comarcas se puede fabricar prácticamente cualquier necesidad a nivel nacional, pero, para eso, hay que dejar poco a poco de mirarnos el ombligo, levantar la cabeza, y mirar hacia adelante y hacia el futuro.

El nostre ciutat